Duelo de titanes: La Guajolota contra la Torta de Chilaquiles

0
66
Torta-de-Chilaquiles-contra-Guajolota-1

¡Godzilla contra Kong qué! La verdadera batalla épica está entre la Torta de Chilaquiles (Tecolotas) contra la Guajolota (Torta de Tamal), ¿Qué team eres?

Ni Civil War de Marvel tuvo una batalla tan épica como está. Si eres un chilango de corazón, sabes que esta decisión puede separar amigos, familias y parejas. El acelerado ritmo de vida en la CDMX, nos ha convertido en dependientes de la comida callejera. Y es ahí, en la calle (o banquetas) donde se libra esta lucha de y titanes: la exquisita Torta de Chilaquiles contra la inigualable Guajolota (Torta de Tamal).

Basta con darnos una vuelta mañanera por las calles de la capital para encontrar decenas, sino que cientos de puestos donde se venden estas emblemáticas tortas. Podemos decir con toda seguridad que las Tecolotas y las Guajolotas son dos de los platillos más típicos de la Ciudad de México.

Torta-de-Chilaquiles-contra-Guajolota-2

Desde las entradas a las estaciones del metro, paradas de autobús y micros hasta escuelas, oficinas y parques, los chilaquiles y los tamalitos están presentes en nuestro día a día.

Tecolota (Torta de Chilaquiles)

Las hitorias dicen que el lonche de chilaquiles, pudo venir de tierras tapatías pero parece que de estos lares solo tiene el nombre de lonche. Los capitalinos también se adjudican esta creación, que aunque menos popular, es muy buscada y amada por los chilangos.

Sin embargo, es muy probable que su origen esté en los pambazos hidalguenses, rellenos de enchiladas.

Torta-de-Chilaquiles

Aunque los habitantes de provincia siempre intentan (fallando miserablemente) burlarse de los chilangos, por que “todo lo queremos meter en un bolillo”, no pueden resistirse a este manjar de maíz, harina, chile, queso, crema y en algunos casos, frijoles, cebolla y/o pollo o milanesa.

Torta-de-Chilaquiles-contra-Guajolota

Así como su origen, su nombre es un misterio, pero su sabor hace que estos detalles poco importen. Una vez que te atreves a probarla, ¡te encantará!

Te puede interesar: Las panaderías más emblemáticas y clásicas del Centro Histórico

Guajolota (Torta de tamal)

En segundo lugar pero igual de importante esta el “Santo Grial” gastronómico de los chilangos. La Ciudad de México no sería la misma sin la torta de tamal, o mejor dicho, la Guajolota. Pero según los expertos del arte culinario callejero, no toda torta de tamal es digna de llevar este nombre. La diferencia radica en que el tamal debe estar frito para que amerite el nombre.

La versión más aceptada del origen de esta torta es que, contrario a la creencia popular, estas no surgieron en la CDMX, sino en Hidalgo (o al menos ahí se les bautizó).

Guajolota-Torta-de-Tamal
Una deliciosa “Tecolota” o mejor conocida como Torta de Chilaquiles

Se dice que unos ingenieros se encontraban en Tulancingo, Hidalgo en la víspera de navidad cuando al llegar a un puesto de pambazos les ofrecieron uno que llevaba en su interior una enchilada rellena de carne de puerco. Debido a la fecha y que se acostumbra en muchas zonas cenar pavo ese día, fue que afirmaron que aquel pambazo sería su guajolote.

Algunos dicen que una de las empleadas de la señora que vendió aquellos pambazos a  los ingenieros puso después un expendio y llamó a estas tortas guajolotes.

Torta-de-Chilaquiles-contra-Guajolota-4
Los vendedores de tamales, una héroe para millones de chilangos

Otra versión dice que los guajolotes engordan con maíz, muy parecido a cuando metemos el tamal en el bolillo (llenar pan de trigo con maíz).

Los tamales más populares para preparar las tortas son los de pollo (salsa verde o roja), con mole, o los de rajas con queso. Además están los dulces y los oaxaqueños. El “Guajolocombo” por excelencia lleva una torta de tamal y un champurrado, aunque también se le suele acompañar con atole.