More

    Receta de brownie casero

    Publicidad

    ¿Antojo de algo dulce? Pues qué mejor que una receta para hacer un brownie casero

    El brownie  es un pequeño pastelillo poco esponjoso de textura compacta hecho de chocolate.

    Se trata de un postre americano muy popular  a nivel mundial y que se puede encontrar en el menú de casi todos los restaurantes servido a temperatura media acompañado de un helado de vainilla con jarabe de chocolate.

    El origen de este pequeño pastelillo es muy incierto, existen diferentes versiones, pero la más popular cuenta que en 1897 un cocinero olvidadizo no le añadió el polvo para hornear a la receta del pastel de chocolate que estaba haciendo.

    De hecho se reconoce al Catálogo de la tienda Sears Roebuck de 1897 como el primer recetario oficial que dio los pasos a seguir para elaborar un clásico brwonie.

    Te puede interesar: Pastel de chocolate con cerveza

    El clásico brwonie lleva únicamente azúcar, mantequilla, huevos y chocolate, pero algunas recetas incluyen nueces, pistaches o almendras decorado con chocolate líquido o azúcar glas.

    Actualmente no hay una receta específica para hacer brownie, cada uno tiene su estilo y sabor y dependiendo del gusto de la persona será mejor preparar uno u otro estilo.

    Si quieres aprender a hacer brownie aquí te dejamos una breve receta.

    Receta de brownie  casero

    Receta de brownie casero

    ¿Qué necesitas?

    400 g de chocolate oscuro (picado)

    250 g de mantequilla a temperatura ambiente

    350 g de azúcar morena

    5 huevos

    150 g de harina

    Modo de procedimiento

    En una olla pon a calentar la mitad del chocolate oscuro con la mantequilla y mezcla muy bien hasta que ambos ingredientes se fundan por completo. Apaga y retira del fuego.

    Coloca el chocolate líquido en  un tazón grande y con ayuda de un colador tamiza la harina por completo, sigue y añade la azúcar morena y los huevos. Revuelve con ayuda de un batidor de globo hasta que tengas una consistencia uniforme.

    Continua y añade los trozos de chocolate en la mezcla,  no importa si no se derriten, la idea es que le dé una textura crujiente a la mezcla.

    Sirve en un recipiente cuadrado previamente engrasado o con papel encerado para hornear y precalienta el horno a 180°C y hornea unos 30 o 40 minutos.

    Deja enfriar, corta en cuadritos y disfruta. Si deseas a esta receta le puedes añadir un poco de azúcar glas para decorar o acompañar con una bola de helado de vainilla y chocolate derretido. ¡Aquí no hay límites! Usa tu creatividad y consiente a tu paladar con este postrecito.

    spot_imgspot_img

    LO ULTIMO

    NO TE LO PIERDAS