More

    Astrónomos encuentran posibles indicios de vida en Venus

    Publicidad

    Astrónomos encuentran posibles indicios de vida en el planeta Venus, por la presencia de un gas que también existe en la Tierra.

    Investigadores de la Universidad de Cardiff, en Reino Unido han llegado a un hallazgo increíble que podría significar que en nuestro planeta vecino, Venus, existe vida. Han detectado en la atmósfera del planeta, la presencia de una sustancia que no logran explicar.

    Te puede interesar: RATONES ENVIADOS AL ESPACIO VUELVEN CONVERTIDOS EN SÚPER RATONES

    La profesora Jane Greaves junto con un grupo de colegas, han publicado un artículo en la revista científica Nature Astronomy. En la investigación se detalla el hallazgo de un gas llamado fosfano o fosfina (PH3), que se compone de moléculas formadas por un átomo de fósforo y tres átomos de hidrógeno.

    Indicios de vida en Venus

    En la Tierra la fosfina se asocia a la vida. Ya que esta se encuentra en los microbios que viven en las entrañas de animales como los pingüinos o en ambientes pobres en oxígeno como los pantanos. Aunque también es un gas que se puede producir industrialmente.

    La cosa es que en Venus no existen, o no que sepamos, pingüinos ni tampoco industrias dedicadas a la generación de fosfina. Entonces ¿cómo es posible que este gas exista en aquel planeta? La profesora Jane Greaves junto a su equipo de trabajo se basan en esta pregunta para intentar demostrar que la molécula podría tener un origen natural

    “A lo largo de toda mi carrera me he interesado en buscar vida en otras partes del Universo, por eso me impresiona que esto sea posible”, dice la profesora Greaves.

    Según lo investigado acerca de Venus, no se puede explicar una vía abiótica hacia la fosfina, al menos no en las cantidades detectadas por los investigadores de la Universidad de Cardiff.

    “Estamos animando genuinamente a otras personas a que nos digan lo que podríamos habernos pasado por alto. Nuestro artículo y los datos son de acceso abierto; así es como funciona la ciencia”.

    El equipo detectó la presencia de este gas con la ayuda del telescopio James Clerk Maxwell en Hawái. Más tarde confirmaron estos datos con el telescopio de Atacama Chile.  

    spot_imgspot_img

    LO ULTIMO

    NO TE LO PIERDAS