Skin Irony es una colección que luce diseños sofisticados, materiales resistentes y con sólo 5,8mm de grosor.

 

Swatch se vistió de gala para presentar su nueva colección Skin Irony en compañía de las celebrities Pam Allier, Ryan Hoffman, Dhasia Wezka y Max Villegas. El escenario para el lanzamiento fue el Museo Soumaya,  que con la ayuda de luces en tonos neón lograron crear un ambiente #FutureClassic.

Con la finalidad de cautivar a su público, el evento arrancó con una alfombra dorada haciendo referencia a colores metálicos de los nuevos diseños Swatch.  La develación de la colección estuvo a cargo de la Brand Manager de la marca, Bettina Zurcher quién explicó a fondo sobre la inspiración y diseño de Skin Irony.

 

Esta línea consta de 8 modelos diferentes, fabricados en acero inoxidable pulido y cepillado al detalle, que honra la rica tradición de fabricación de relojes elegantes y contemporáneos, a su vez contrasta con sus diseños metálicos que se mezclan con atractivos contornos y brillosos reflejos.

Skin Irony permite sentir el reloj como una parte del cuerpo gracias a su grosor de 5.8 mm. Cada modelo resalta por su diseño único que evocan la elegancia de quienes aman lo clásico y moderno, una nueva referencia de estilo, Swatch apuesta por un nuevo diseño, sutil, minimalista y sofisticado.

La colección ya se encuentra disponible en e-commerce y Boutiques Swatch.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.