More

    Suicidio: Cómo apoyar a una persona con tendencias suicidas

    Publicidad

    Cómo apoyar a una personas que piensa en el suicidio. Ante una situación de esta índole debemos estar preparados para actuar.

    Tenemos una visión errónea de la depresión. Quizá mucha gente piensa que vivir con depresión significa no sonreír jamás, llorar todo el tiempo o demostrar la tristeza en el rostro. Pero esto no es así, no en la mayoría de los casos. Por eso es muy importante hacer caso a las pequeñas señales que podrían estar enviando para ayudarlos a tiempo.

    Te puede interesar: LOS EFECTOS DEL COVID-19 EN LA SALUD MENTAL: DEPRESIÓN Y ANSIEDAD LAS MÁS COMUNES

    No siempre podemos saber cuando un familiar o un ser querido está atravesando por estados mentales que lo lleven a pensar en el suicidio. Pero si tenemos esa corazonada o abiertamente alguien pide tu ayuda, debemos estar preparados para saber cómo actuar y apoyar a una persona que piensa en el suicidio.

    ¿Cómo apoyar a una persona que piensa en el suicidio?

    Busca señales de alerta

    Las personas que piensan en el suicidio tienen algunos signos frecuentes:

    • Hablar acerca del suicidio. Por ejemplo, hacer afirmaciones como «voy a matarme», «quisiera estar muerto» o «desearía no haber nacido».
    • Obtener los medios para atentar contra tu propia vida, como comprar un arma o almacenar píldoras.
    • Retraimiento de la vida social y deseo de estar solo.
    • Tener cambios de humor, como pasar de estar eufórico un día a estar profundamente desalentado al día siguiente.
    • Preocuparse por la muerte, por el hecho de morir o por la violencia.
    • Sentir desesperanza o impotencia ante una situación.
    • Aumentar el consumo de alcohol o de drogas.
    • Sufrir cambios en la rutina normal, por ejemplo, cambios en la alimentación y en los horarios de sueño.
    • Hacer cosas riesgosas o autodestructivas, como consumir drogas o conducir con imprudencia.
    • Regalar sus pertenencias o dejar sus asuntos en orden cuando no existen motivos lógicos para hacerlo.
    • Despedirse de las personas como si la despedida fuera definitiva.
    • Desarrollar cambios de personalidad o estar sumamente ansioso o agitado, en particular al experimentar algunos de los signos de advertencia antes indicados.

    Haz preguntas específicas

    En caso de notar algunas de las señales anteriores, es importante que te acerques y formules preguntas muy específicas. Por ejemplo:

    • ¿Has tenido pensamientos sobre la muerte?
    • ¿Has tenido pensamientos sobre el suicidio?
    • ¿Cuándo empezaste a sentirte así?
    • ¿Has considerado buscar ayuda?

    Ofrece tu apoyo

    • Escucha atentamente sin juzgar, esto es muy importante.
    • Pregunta cómo puedes ayudar.
    • Pregunta qué puedes hacer y hazlo.
    • Hazle saber que no es una carga para ti.
    • Hazle saber que estás ahí para escuchar y puede sentirse seguro.
    • Comparte actividades con la persona.

    No invalides su experiencia

    Es muy importante que no invalides su experiencia anteponiendo la tuya. Por mucho que nos cueste entender, hay personas que la están pasando muy mal y no pueden controlarlo. No seas condescendiente y no minimices su sentir con frases como:

    • ¿Cómo es posible que estés pensando en esto?
    • Hay personas que están peor que tú.

    Guíalo a la ayuda

    • Comparte recursos que puedan ser útiles.
    • Ayúdalo a buscar y recibir ayuda profesional.
    • Ayúdalo a crear un plan de seguridad.
    • Remueve los objetos potencialmente peligrosos en su ambiente cotidiano.

    Ante situación de riesgo inminente

    Si te encuentras en una situación de riesgo inminente, no dejes sola a la persona. Mantente a su lado y hazle saber que no es una carga. Además remueve los objetos potencialmente peligrosos del ambiente o bien, retira a la persona a un lugar seguro. En caso de ser necesario, lleva a la persona a un hospital cercano o contacta a una línea de emergencia.

    Puedes apoyarte de las líneas de apoyo que existen en México para saber cómo actuar en una situación de riesgo inminente. La línea de vida: 800 911 2000. Además, te dejamos más líneas de apoyo del gobierno, solo da clic aquí, los teléfonos los encuentras en la parte inferior de la página.

    También es importante que estés consciente de que si bien puedes apoyar a una persona que tendencias suicidas, no depende de ti que la situación no escale a otro nivel. Lo único que puedes hacer es mantenerte cerca y tratar de aplicar todos los pasos anteriores, pero no está completamente en tu control mantenerla con vida.

    spot_imgspot_img

    LO ULTIMO

    Miami