La moda sostenible o slow fashion es una alternativa completa a la calidad por encima de la cantidad. Desde el hecho de comprar solamente los básicos que te permitan tener un armario atemporal, hasta adquirir estas prendas de marcas que realmente cuidan sus materiales, siendo viables en lo ecológico y en una producción equitativa social. Es decir, todo lo contrario al comercio de ropa que ya conocemos.

La huella de carbono de la industria de la moda no es una broma. Su producción de distribución genera el 10% de las emisiones de gas invernadero a nivel mundial, y consume más energía que las industrias aéreas y marítimas combinadas.

Si estás interesado en entrarle al slow fashion aquí te mostramos las marcas 100% mexicanas que están poniendo su granito de arena para ayudar al planeta.

  • Dulce Armenta: Una marca que presenta trajes de baño en donde la producción de cada pieza se toma su tiempo buscando procesos justos y conscientes. Sus diseños están inspirados en las bailarines de ballet, teniendo una línea minimalista y pensados para favorecer todo tipo de cuerpos. Dónde: Chihuahua 56, Col. Roma Norte

www.cargocollective.com/dulcearmenta

  • Caralarga: Un taller de joyería artesanal que se inspira en los materiales de la naturaleza conservando su esencia, y, siendo una marca comprometida socialmente, apuestan por el fair trade o comercio justo. Dónde: Lago D.F. – Av. Pdte. Masaryk 310, Col. Polanco

Onora Casa – Lope de Vega 330, Col. Polanco

Happening Store – Madero 10, Col. San Ángel

Museo Tamayo – Paseo de la Reforma 51, Bosque de Chapultepec

www.caralarga.com.mx

  • Someone Somewhere: Acercarte a miles de artesanos mexicanos que viven en condiciones vulnerables y así impulsar su desarrollo a través de un trabajo remunerado justamente.

Dónde: Michoacán 128 Local 1 Bis, Col. Condesa

Tabasco 262, Col. Roma Norte

Plaza San Jacinto 2, Col. San Ángel

ww.someonesomewhere.mx

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.