“Sanja Matsuri” El festival de los Yakuza, la mafia japonesa

0
146
Sanja-Matsuri-Festival-Yakuza-mafia-japonesa

El “Festival Sanja Matsuri” en el barrio de Asakusa, es la gran celebración anual de los Yakuza, la legendaria y temida mafia japones

El país del Sol naciente es hogar de algunos de los festivales más llamativos del mundo y algunos de loas más salvajes también. El “Sanja Matsuri” (三社祭) es el festival de los Yakuza, la mundialmente conocida mafia japonesa, y es uno de las tres celebraciones sintoistas más importantes de Tokio.

A este procesión, celebrada el tercer fin de semana de mayo, acuden alrededor de 2 millones de personas durante el evento de tres días. El festival masivo Sanja Matsuri se celebra en el barrio de Asakusa de la capital japonesa y como mencionamos, está controlado por los Yakuza.

Sanja-Matsuri-Festival-Yakuza-mafia-japonesa-2
Integrantes de los Yakuza esperan semi desnudos la llegada de los mikoshi al Templo de Asakusa

NOTA: Como medida para evitar el contagio masivo por Covid-19 se pospuso la edición 2020 que se celebraría del 16 al 18 de mayo.

Los “mikoshi” o altares portátiles

En esta celebración popular de origen religioso, cientos de lugareños trasladan a hombros tres “mikoshi” (unos pequeños pero muy pesados santuarios o altares portátiles) al templo de Sensō-ji. Durante el Festival Sanja Matsuri salen en procesión unos cien mikoshi (que se supone que contienen a los kami o deidades sintoístas) cargados por miembros de los Yakuza.

Los cientos de personas llevan en hombros los mikoshi, en una procesión por los alrededores del templo ubicado en el barrio de Asakusa, para transmitir buena fortuna a las empresas y a los vecinos.

Sanja-Matsuri-Festival-Yakuza-mafia-japonesa-3
Cada año se dan cita unos dos millones de personas durante los 3 días que dura el festival

Te puede interesar: Parque temático de Hello Kitty en Japón

Y si creías que corres peligro en este festival por la presencia de decenas de Yakuzas, no te preocupes. Para nadie en la capital nipona es un secreto que esta magna celebración es organizada por los temidos miembros de la mafia.

Durante el resto del año, los miembros del crimen organizado nipón intentan pasar relativamente desapercibidos. Resulta difícil identificarlos, diseminados como están en todos los ámbitos no sólo del hampa, sino de prácticamente cualquier actividad de la sociedad y la economía japonesas.

Un festival dominada por la mafia Yakuza

Durante los tres días que dura la procesión, los asistentes no paran de cantar y bailar música tradicional. Y como es de esperarse, también consumen exhorbitantes cantidades de alcohol. El Sanja Matsuri es una fiesta salvaje en todos los sentidos. La cantidad de visitantes, la atmósfera cargada de energía que se experimenta y el ruido ensordecedor de los “taiko” (tambores japoneses), las flautas, los silbatos y los gritos de la gente que anima a los extenuados portadores de los mikoshi.

Sanja-Matsuri-Festival-Yakuza-mafia-japonesa-4

La leyenda cuenta que en marzo del año 628 dos hermanos pescadores, Hinokuma Hamanari y Hinokuma Takenari, encontraron una estatua de la diosa Kannon. Un acaudalado arrendador llamado Hajino Nakatomo, les explicó de quién era la estatua e introdujo a los hermanos en el budismo. Los tres hombres consagraron la reliquia del Bodhisattva Kannon en un pequeño templo que es hoy en día el más antiguo de Tokio.

Durante el Sanja Matsuri, cientos de miembros de los clanes mafiosos se despojan de sus trajes tradicionales y exhiben sus coloridos tatuajes.

El poder de los tattoos durante el Festival Sanja Matsuri

Los “tattoos” o tatuajes son uno de los rasgos físicos más característicos de los mafia Yakuza. Revelan el rango de cada uno de los miembros en la organización, el clan al que se pertenece o el lema del clan. Los “novatos” empiezan con tatuajes pequeños. A medida que escalan en el clan, van cubriendo su cuerpo de dragones y referencias a la genealogía samurái.

Sanja-Matsuri-Festival-Yakuza-mafia-japonesa-5
Durante la celebración, la policía, ciudadanos y visitantes saben que la mafia controla las calles de la ciudad

Para el domingo, último día del Sanja Matsuri, decenas de Yakuza se desnudan hasta quedarse sólo con el “fundoshi” (una prenda tradicional japonesa de tela).