Si ya te aburriste de la oferta del cine comercial de Hollywood, esta nota es para ti. Prepárate para conocer las mejores películas de terror japonés.

Te puede interesar: Los peores remakes de terror: Películas que Hollywood arruinó

El llamado J-Horror se centra en el miedo psicológico y la tensión que provocan la espeluznante combinación de fantasmas y entes de dimensiones desconocidas.

El terror japonés que te hará temblar

Empecemos con lo básico, las películas de terror japonés se distinguen del cine de occidente, por estar basadas en leyendas y personajes de su cultura milenaria. A continuación te dejamos unas excelentes recomendaciones:

Ringu (The Ring, 1998)

Una de las cintas por excelencia del cine de terror nipón. Hasta hoy es la película japonesa más vendida y considerada como la más aterradora.

En un pequeño poblado circula la leyenda de vídeos malditos que provocan la muerte a sus espectadores siete días después de verlos. Tras la muerte de su sobrina Tomoko, una periodista, Reiko, investigará el origen de dichos vídeos. 

Te puede interesar: Prepara un obento japonés desde tu casa

Considerada como la responsable de acuñar el término J-Horror, la película del maestro Hideo Nakata nos sumerge en el terror y no en la violencia característica del cine estadounidense.

Cold Fish (Tsumetai nettaigyo, 2010)

Continuamos con una de las joyas de la cinematografía nipona. Aunque no lo creas, este thriller psicológico dirigido por Sion Sono, esta basado en hechos reales.

La trama puede parecer ser simple: la aburrida vida de un hombre que posee una modesta tienda de peces. De repente su suerte cambia al conocer a otro dueño de una tienda más grande y exitosa, quien le ofrece ayuda para triunfar en el negocio.


Este thriller psicológico esta basado en hechos reales

Los problemas con la Yakuza Japonesa se suman al misterio, sangre y escenas intensas que te tendrán pegado al asiento. Déjate atrapar por esta historia que te hará pensar en la locura de la mente humana.

Te puede interesar: ‘Marianne’ la nueva serie de terror de Netflix

Suicide Club (2001)

Bajo la dirección de Sion Sono, Suicide Club te llevará por una serie de suicidios en cadena que se extiende por todo Japón. Todo inicia cuando
54 chicas se tiran a las vías de un tren desde el andén en la estación Shinjuku.

Una ola de suicidios colectivos transcurren alrededor de Tokio

Los principales sospechosos son la banda de idols llamada “Desert”, debido al gran revuelo que han causado en todo Japón, sobre todo entre las generaciones jóvenes. Bajo esta premisa, el detective Kuroda intentará encontrar la respuesta a estos suicidios sin explicación.

Esta cinta del genero indie-horror triunfó en varios festivales de cine, ganándose la atención de la crítica especializada por la violencia y sangre que muestra en pantalla.

Audition (1999)

Considerada por algunos como una propuesta inclasificable, esta película de terror es dirigida por el reconocido director japonés Takashi Miike.

La historia nos presenta a un hombre cuarentón que al enviudar, es animado por su hijo a elegir una nueva pareja por medio de un casting falso para una película.

Acostumbrado a mostrarnos cintas sangrientas, violentas y retorcidas, el director nos lleva al extremo oscuro del subgénero torture porn.

Dark Water (2002)

Una cinta más dirigida por Hideo Nakata, que juega con las emociones de los espectadores.

Dark Water nos cuenta la historia de Yoshimi Matsubara, una mujer recién divorciada, quien junto a su hija de cinco años, Ikuko, se mudan juntas a un pequeño apartamento, oscuro, triste y mohoso.

La persistente presencia de agua sucia en su nuevo hogar se convierte poco a poco en un terrible presagio. La tensión aumenta cuando aparece una misteriosa mochila roja que perteneció a una niña que desapareció dos años atrás. 

El terror crece poco a poco cuando la conexión entre todos estos sucesos sale a la luz, llevándonos a un final algo inesperado.

Ju-on: The Grudge (2002)

Llegamos a un clásico de las películas de terror japonés. Su éxito fue tal que existe un remake estadounidense protagonizado por Sarah Michelle Gellar, e incluso varias secuelas.

En la cinta conoceremos a Rika, una joven que cuida a una anciana en una casa muy antigua en la que ocurren cosas muy extrañas. La protagonista es víctima de la maldición del lugar, que la persigue a todas partes.

Rika descubrirá que la única forma de deshacerse de ellas es enfrentarla cara a cara para impedir que los fantasmas la sigan atormentando. Si eres tan valiente como crees, te retamos a ver la versión original.

Marebito (2004)

El surrealismo, lo sobrenatural y la idea de un falso documental se mezclan en este filme del 2004. Con cámara en mano, el protagonista ve cómo su vida se convierte en pesadilla cuando graba un suicidio.

Para tratar de comprender el miedo y motivo del suicida, se adentra en unos laberintos subterráneos donde se encontrará con terroríficas criaturas humanoides.

Todo cambia cuando rescata a una chica encadenada, a la que decide grabar para estudiar su salvaje comportamiento.

Esto es sólo una pequeña probada de las mejores películas de terror japonés. Estamos seguros que después de entrarle al J-Horror tu vida cambiará.

Si quieres saber más de Ciudad Trendy, nuestra revista interactiva, puedes descargar nuestra app aquí:
Android
iOS

Te puede interesar:

Eli: la nueva película de terror de Netflix

La historia detrás de Érase una vez en… Hollywood

Cinemex revive los «clásicos de terror» en sus salas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 5 =