More

    ¿Por qué se celebra el 5 de mayo en Estados Unidos?

    Publicidad

    Es muy común ver en películas o series que en los Estados Unidos se celebre el 5 de mayo como la fiesta nacional mexicana, ahora te explicaremos por qué y cómo nació esta celebración.

    ¿Qué pasó el 5 de mayo?

    La Batalla de Puebla fue un enfrentamiento armado que sucedió el 5 de mayo de 1862 en la capital de dicho estado, el hecho tiene relevancia histórica porque fue cuando el ejército mexicano comandado por el general Ignacio Zaragoza derrotó al francés, que en esos años era considerado el ejército más poderoso del mundo.

    La victoria fue épica y tuvo tal magnitud que hizo eco en todo el mundo, y eso que en esos tiempos no había ni “whats” ni “feis”.

    La épica batalla sucedió después de que el presidente Benito Juárez proclamara la suspensión del pago de la deuda externa, que generó muchísimo enojo entre los países acreedores: España, Inglaterra y Francia.


    Te puede interesar: ¡Adiós, Óscar Chávez, “El Caifán Mayor»!

    ¿Cómo inició el enfrentamiento entre naciones?

    En esos tiempos la situación mexicana era crítica, como para pagar deudas, recordemos que México había perdido la mitad del territorio y venía saliendo de la la Guerra de Reforma que dejó al país en bancarrota y dividido entre liberales y conservadores.

    Benito Juárez llegó a la presidencia en marzo de 1862, pero como el país era un auténtico desastre sumido en la pobreza y para colmo el 70% de los recursos económicos se tenían que dedicar al pago de deudas externas que se tenía con España, Inglaterra y Francia.

    Ante este panorama, el presidente Juárez tomó la decisión de suspender los pagos para poder reconstruirse. El hecho no le hizo nada de gracia a las potencias europeas por lo que, movilizaron a sus mejores tropas hacia nuestro país. Estando aquí, Juárez invitó a los representantes de esas naciones a dialogar y llegar a un acuerdo.

    El decreto de Juárez causó tremenda molestia entre los países prestamistas que amenazaron con invadir a México, pero por medio del Tratado o Acuerdo de la “Soledad”, España e Inglaterra optaron por retirar a sus tropas.

    Tras las negociaciones con España e Inglaterra, ambas naciones abandonaron su amenaza de invasión, sin embargo, los franceses estaban decididos a tener su dinero o invadir el país.

    Las tropas galas llegaron el 27 de abril de 1862 a Acutzingo, Veracruz, comandadas por el Conde de Lorencez y comenzó la movilización en dirección a la Ciudad de México.

    Te puede interesar: ¿Harto de las videollamadas? Nuevo padecimiento llamado “Fatiga por Zoom”

    Los mexicanos no tendrían posibilidad ante el ejército más potente del mundo, el presidente Juárez lo sabía, incluso hizo un llamado a los conservadores para invitarlos a unirse a la lucha por la libertad de la Patria, pero a la petición respondieron muy pocos.

    Las tropas invasoras comenzaron su avance hacia la Ciudad de México, prácticamente con encontraron oposición.

    Mientras que las fuerzas del ejército mexicano, conformadas en su mayor parte por voluntarios, comenzaron a congregarse bajo el mando de los generales se concentraron en las comandadas por los generales: Ignacio Zaragoza, Miguel Negrete y Porfirio Díaz.

    Los soldados del ejército mexicano eran, en su mayoría, personas que nunca habían utilizado un arma, es decir, sin instrucción militar alguna. Mientras que cada soldado francés contaba con una férrea disciplina castrense y el mejor entrenamiento militar que se podía tener el el siglo XIX, además contaban con experiencia en el frente al haber luchado en guerras tan trascendentales como la de Crimea.

    Era evidente que el ejército mexicano, de creación improvisada, con pocas municiones y artillería vieja, no tenía oportunidad contra semejante enemigo.

    El ejército francés era el mejor del mundo.
    El ejército francés era el mejor del mundo.

    Te puede interesar: Los momentos más «impresionantis» y virales de Zague

    Zaragoza sorprendió a francia y el mundo el 5 de mayo

    El peor error de los franceses fue llegar con esa inmensa confianza ante las desigualdade de los bandos y dar por sentado que ganarían.

    Cuando Lorencez y sus tropas llegaron a Puebla, a sabiendas de que Zaragoza había fortificado los frentes de la ciudad, decidió, por mera prepotencia, atacar de frente a las fuerzas mexicanas.

    A las 9 de la mañana de ese 5 de mayo de 1862, con el disparo de un cañón mexicano, inició una de las jornadas más gloriosas que registran la patria mexicana.

    El mando francés concentró su esfuerzo en el Fuerte de Guadalupe, por lo que lanzó un primer embate a este punto. A pesar de la superioridad en armamento de las fuerzas de Lorencez, estas fueron detenidas por las tropas nacionales.

    El ataque francés hacia el Fuerte de Guadalupe se repitió dos veces más, sin embargo los soldados mexicanos lograron rechazarlos en ambas ocasiones y provocar con ello la retirada francesa.

    El arrojo, valentía y patriotismo mostrado por los hombres comandados por el General Zaragoza hicieron que este hecho de armas sea un símbolo de defensa de la soberanía e independencia de nuestra nación.

    El coraje y el valor nacional llegó a tal punto que cuando los mexicanos se quedaron sin balas, atacaron a machetazos, pedradas y con lo que tuvieran enfrente.

    La victoria de los mexicanos fue histórica.
    La victoria de los mexicanos fue histórica.

    Esa noche Zaragoza mandó una carta al presidente Juárez en la que se leía:

    “Puede ser que ellos sean el mejor ejército del mundo pero nosotros somos los mejores hijos de México”.

    Ignacio Zaragoza

    Las consecuencias de esa histórica batalla fueron enormes, Napoleón III ordenó que se aumentara el número de las tropas francesas y mandó a 28 mil soldados más.

    Finalmente Puebla cayó el 17 de mayo y el el ejército francés entró en la Ciudad de México el 10 de junio.

    De esta forma, Maximiliano de Habsburgo, que con el apoyo de los franceses y de grupos mexicanos conservadores opositores al gobierno liberal de Benito Juárez, estableció el 2º Imperio en México.

    El Imperio de Maximiliano duró poco tiempo, pues en 1867, Napoleón III retiró su apoyo y por esta razón sus incipientes fuerzas armadas no pudieron contener el avance de las tropas leales a la república, a todo este periodo de la historia de le llamó “La segunda intervención francesa”.

    Te puede interesar: El Pentágono publica oficialmente videos de UFOs

    Entonces, ¿Por qué se celebra el 5 de mayo en Estados Unidos?

    Desde la década de 1930, las fiestas del 5 de mayo se comenzaron a organizar de manera más popular en el consulado mexicano de la ciudad de Los Ángeles, California, pero la tradición viene de 1867, cinco años después de que se llevara a cabo la batalla de Puebla.

    La tradición inició en Texas cuando un grupo de mexicanos celebró en con cantos y poesías esa victoria, el motivo es porque ahí nació el héroe del 5 de mayo, el general Ignacio Zaragoza.

    De ahí a la fecha tenga, esta celebración tiene gran significado entre los mexicanos y mexicoamericanos radicados en Estados Unidos

    Esos primigenios festejos del 5 de mayo, tiene un significado de de orgullo de su país de origen que se liberó del yugo opresor de los “extranjeros”.

    El general Ignacio Zaragoza nació en Texas en 1829 antes de que este territorio se independizara de México y se anexara a Estados Unidos. Por eso, desde los primeros festejos los cantos y las poesías celebraban su hazaña.

    Zaragoza era conocido como “El chinaco fronterizo”, debido a que así lo bautizó el historiador Justo Sierra.

    Entonces, se llamaba chinaco al liberal de tez morena que optaba por defender las causas del pueblo en contra de los hacendados, la Iglesia, y los ricos.

    Te puede interesar: Frida Kahlo, las pinturas que demuestran la tragedia de su vida

    La historiadora Mariángela Rodríguez, afirma que en los primeros festejos del 5 de mayo en Texas, los mexicanos mostraban su deseo de libertad y autodeterminación: “Fueron fiestas de obreros, de migrantes pobres y en muchos casos de revolucionarios”.

    Sin embargo, a decir de la investigadora, estas fiestas organizadas por el consulado se alejaban de los sentimientos de la gente trabajadora, para quienes el festejo del 5 de mayo tenía un significado de libertad.

    Años después, el movimiento chicano adoptaría esta fecha como uno de sus símbolos de lucha contra la opresión.

    Asimismo, el 5 de mayo se pudo convertir en la fiesta de todos los latinos en Estados Unidos, pues evoca la opresión que viven todas las minorías en el país

    Pero con el paso de los tiempo y la cultura pop la fiesta se convirtió en un festejo a lo mexicano en Estados Unidos.

    Por eso ahora en series o películas de origen estadounidense es común ver a los personajes festejar el 5 de mayo con tacos y tequila.

    Puedes tener exclusivas en nuestra revista interactiva. Conócela y descárgala ya en Android o iOS

    Te puede interesar:

    spot_imgspot_img

    LO ULTIMO

    NO TE LO PIERDAS