More

    El origen del cocol, el pan antiguo y tradicional de México

    Publicidad

    Conoce el origen del cocol pan tradicional y antiguo de nuestro México. Es un legado de nuestros antepasados.

    El cocol es uno de los panes dulces más tradicionales que tiene México. Del náhuatl cocolli que significa ‘riña’ o ‘enojo’.​ De esta raíz proviene también el término coloquial cocolazo que hace alusión a ‘golpe’ o ‘disparo’.

    El cocol tiene una forma romboide, una textura seca y esponjosa, y se caracteriza por su color café oscuro. El sabor de este famoso pan es intenso a anís y piloncillo, aunque su presentación varía dependiendo dónde se fabrique. También puede estar cubierto con semillas de sésamo y lo puedes acompañar con mermelada, atole, leche o bien sopearlo en un rico café.

    pan origen cocol

    El cocol es típico de los estados de Hidalgo, Tlaxcala, Puebla, Estado de México y también es común que se consuma en la Ciudad de México. De hecho, en lugares como Milpa Alta se sigue elaborando de forma tradicional.

    Te puede interesar: PAN DE MUERTO A DOMICILIO. ¡NO TE QUEDES CON EL ANTOJO!

    Este pan es tan famoso y tradicional que tiene su propio festival. Cada septiembre en Atotonilco el Grande, en el estado de Hidalgo se celebra el Festival del Cocol, con motivo de las fiestas patronales dedicadas a San Agustín.

    El origen del pan cocol se remonta hasta la Conquista española de México, fueron los españoles los que trajeron a Mesoamérica el arte de hornear pan. En ese entonces nuestros antepasados lo único que consumían era harina de maiz. Con la llegada de los españoles, los mexicas aprendieron a cultivar, moler y hornear el trigo, y así fue como nació el cocol, que también es llamado torito en algunas partes del país.

    origen pan cocol

    Al parecer el cocol nació de otro pan llamado chimisclán que también tiene forma romboide pero que no lleva sésamo, es menos dulce y más sencillo.

    El cocol martajado, es la variante más sencilla del cocol, hecha con harina de baja calidad y sin decoración adicional. Por contra, el cocol más caro suele ser el pechuga, que se le suele barnizar la superficie con huevo para adornarlo y se decora con grecas. Dependiendo de la región se elaboran con diferentes ingredientes. También existen el cocol relleno de semillas de sésamo y el decorado con azúcar glass por encima.

    spot_imgspot_img

    LO ULTIMO

    NO TE LO PIERDAS