More

    Mujer dio a luz a “bebé online” gracias a esperma que compró por internet

    Publicidad

    Una mujer llamada Stephenie Taylor de 33 años se embarazó de su segundo bebé gracias a esperma que compró online en una aplicación.

    Stephenie es una mujer en Inglaterra que deseaba tener un segundo bebé, pero no quería relaciones ni ningún tipo de vínculo con otra persona. Su idea era que el nuevo bebé acompañara a su otro hijo llamado Frankie, pero no estaba dispuesta a involucrarse amorosamente con alguien para lograrlo.

    Para lograr su objetivo, recurrió a una app tipo “Tinder” de donantes de esperma, compró un kit de inseminación en eBay y con la ayudada de un tutorial casero de YouTube, pudo concebir a la pequeña Eden por su propia cuenta.

    Cómo tener un “bebe online” de forma casera

    Aunque actualmente existen varios métodos para que las mujeres puedan embarazarse, como la fertilización in vitro, la inseminación artificial, el congelamiento de óvulos y espermas o la forma tradicional, ahora existe una versión casera.

    mujer-dio-a-luz-a-bebe-online-gracias-a-esperma-que-compro-por-internet-1-2
    Stephenie Taylor no se detuvo hasta conseguir tener una segunda hija.

    Antes de completar su sueño, Stephenie pensó en la opción más viable para quedar embarazada: la inseminación artificial. Según el diario Daily Staren, en los centros médicos especializados le cobraban a la mujer hasta mil 600 euros (unos 37 mil 500 pesos) para acceder a este método.

    Te puede interesar: Mujer dona óvulos para que su padre y su ex novio puedan tener bebés

    Como no tenía dinero suficiente para pagar el procedimiento, a la mujer se le ocurrió una idea. Taylor decidió conseguir un donante de esperma por medio de la aplicación “Just a Baby”, que se encarga de unir a personas que quieran “hacer” un bebé de cualquier forma posible. Ya sea con métodos naturales, como la inseminación, donando esperma u óvulos o con vientres subrogados (rentados).

    Esta aplicación ofrece ciertos parámetros de proximidad, edad y género para que los usuarios se puedan escoger entre sí, o como pasa en otras apps, darse “match” mutuamente. Funciona como las apps más populares de citas, en las que puedes “aprobar” o “rechazar” a otra persona.

    Stephanie, entonces, se aferró al internet como su mejor aliado y se encaminó a tener un bebé sola. Tardó apenas un día en escoger al donante: un hombre de negocios, de 43 años. “Él era agradable, cálido y amable. Tomamos una taza de té y charlamos”, dijo en entrevista con el medio local inglés Daily Mirror.

    mujer-dio-a-luz-a-bebe-online-gracias-a-esperma-que-compro-por-internet-3
    La pequeña Eden está próxima a cumplir una año en octubre.

    Después de tres semanas y constantes pruebas ETS para el donante, el hombre pudo entregar su esperma sin problema. Ahora bien, Stephanie, ante la imposibilidad de pagar los gastos necesarios para la inseminación con especialistas, decidió llevar a cabo el procedimiento por su cuenta. Compró un kit de inseminación y realizó el proceso siguiendo los pasos que le daban algunos tutoriales de YouTube.

    Te puede interesar: Dan 18 años de cárcel a mujer que vendió a su hija por 5 mil pesos

    Dos semanas después, en un viaje a la playa con su familia, empezó a sentirse mal. Comenzó a vomitar y a tener los primeros síntomas de embarazo. Tras ello, decidió comprar una prueba. Obtuvo el resultado que quería: estaba esperando un bebé.

    “Estaba en estado de shock cuando fue positivo, estaba temblando y luego estaba completamente emocionada y supe que iba a tener una niña”, dijo al citado medio.

    Eden, una “bebé online

    “Se podría decir que es una verdadera bebé online. Se podría afirmar que si no tuviera acceso a todo eso por internet, ella no estaría aquí. Miré videos de YouTube sobre cómo hacer la inseminación, compré un kit de eBay, encontré un donante en una aplicación, por lo que es un milagro”, destacó Stephenie respecto a su hija.

    La mujer de 33 años dio a luz, el 5 de octubre de 2020, a una niña llamada Eden. Taylor afirmó que no tiene ningún problema en que su hija conozca al contribuyente de ADN cuando sea mayor. Pero aunque esta historia tuvo un final, el proceso que hizo Stephanie es sumamente riesgoso y no es recomendable que otras personas lo intenten.

    spot_imgspot_img

    LO ULTIMO

    Miami