Trending

    El 18 de mayo de 1980 Ian Curtis se colgó para quitarse la vida, hoy se cumplen 40 años del adiós de este emblemático músico que sigue vigente.

    El 18 de mayo de 1980 marcó el trágico final del cantante de Joy Division, Ian Curtis quien se colgó para quitarse la vida, hoy se cumplen 40 años del adiós de este emblemático músico.

    Con sólo 23 años, Curtis vivía una vida atormentada por la depresión, su crisis matrimonial, la responsabilidad de su temprana paternidad sus problemas de epilepsia que crecían con su afición a la bebida, a fumar y a dormir poco.

    Te puede interesar: «Mi mejor amigo para siempre» Hija de Paul Walker reveló foto inédita

    En el momento de su muerte, su banda, Joy Division sólo había publicado un disco (Unknown pleasures) y acababan de grabar su segunda placa (Closer).

    Aunque han pasado 40 años de la muerte Ian Curtis su recuerdo e influencia no se ha diluido ni un poco: sigue muy presente en el sonido de muchas bandas contemporáneas y sus letras son himnos de todos los seres vulnerables y atormentados; su breve vida ha inspirado películas como Closer (Anton Corbijn, 2007), documentales, libros.

    Su trágico suicidio

    Su viuda y madre de sus hija, Deborah, cuenta en el libro “Touching from a distance” de 1995 cómo fue la muerte de Curtis, una muerte trágica y “poética” si se pudiera decir, el trágico desenlace que correspondía a una tortuosa vida.

    Para 1980 la epilepsia de Curtis ya era descontrolada, había pasado por dos intentos de suicidio: primero autolesionándose con un cuchillo y después con una sobredosis de medicamentos.

    Te puede interesar: Emilia Clarke, Daeneris Targaryen, no teme mostrar sus arrugas

    Pero el tercer intento sería el definitivo, Deborah ya no vivía con él, se había llevado a su hija Natalie a casa de sus padres pero el sábado 17 de mayo visitó a Ian, la viuda relata que estaba viendo la película “Stroszek” de cineasta alemán Werner Hergoz, la cual relata el fia de un músico fracasado que termina quitándose la vida.

    Había acordado pasar la noche juntos sin embargo Ian cambió de parecer y le dijo que viajaría la mañana de domingo para reunirse con el resto de la banda, y le pidió que regresara después de que hubiera ido.

    Así lo hizo Deborah que la mañana del domingo 18 de mayo de 1980 entró a casa de Ian, en el tocadisco sonaba el disco The idiot de Iggy Pop, en la masa del comedor había un sobre, “Estaba de rodillas en la cocina, su cabeza estaba ladeada, las manos apoyadas sobre la lavadora. Le miré; estaba quieto. Entonces, la cuerda; no había visto la cuerda. La cuerda de tender estaba alrededor de su cuello”, contó la viuda.

    Te puede interesar: Tildan de “Ídola” a Lindsay Lohan por su lista de parejas sexuales famosas, Adam Levine está en ella

    La tumba de Ian Curtis
    La tumba de Ian Curtis

    La leyenda cobró fuerza y vida

    Sin Ian Curtis, Joy Division mutó en New Order, pero el segundo disco de la banda, “Closer” fue publicado en julio y llegó al número seis de los más vendidos en el Reino Unido; un mes después, el primer álbum regresó a la lista y ascendió hasta la quinta posición.

    Mientras que “Love will tear us apart” se convirtió en el emblema de la banda que nunca fue y el cantante que no llegó a ningún lado.

    Puedes tener exclusivas en nuestra revista interactiva. Conócela y descárgala ya en Android o iOS

    Te puede interesar:

    Hacer Comentario

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.

    15 − uno =