More

    Hombre creía que su animal de compañía era una perra, pero resultó ser una loba ibérica

    Publicidad

    Hombre creía que su animal de compañía era una perra, pero un estudio de ADN arrojó que se trataba de una loba ibérica.

    El vínculo que puede existir entre humano y perro es muy fuerte, es una emoción indescriptible que simplemente le hace muy bien a ambas partes cuando el amor es mutuo. ¿Pues te imaginas tener a tu amiga canina y de repente descubrir que no es una perra común sino una loba? Pues eso fue lo que le sucedió a este hombre.

    Te puede interesar: OMG! RESCATARON A DOS LOBOS MEXICANOS EN LA PORTALES

    El dueño, quien es un alemán radicado en Galicia, España, contaba con el certificado de pedigree de la perra, incluso el animal tiene un chip de identificación. Michelle, el protagonista de esta historia, creía que su animal de compañía pertenecía a la raza lobo checo. No obstante, el hombre descubrió que esto no es así y la perra resultó ser una loba ibérica.

    hombre perra loba ibérica

    Michelle Léger cuenta que compró a la perra como si fuera un perro-lobo checo para cruzarlo con Jamelito, el can que tenía en casa. Y así fue, de hecho Lobine, como bautizó a la perra, y Jamelito tuvieron tres cachorros. Sin embargo, pronto notó comportamientos extraños que normalmente las especies de perros caseros no tienen. Lobine hacía huecos de dos metros de profundidad en el jardín para resguardar a sus crías. Además mostraba un comportamiento muy territorial a la hora de comer.

    lobo ibérico perro

    Así fue como su propietario decidió dar parte a las autoridades, quienes hicieron un examen de sangre para analizar el ADN del animal. Los resultados arrojaron que el ejemplar no pertenece a la especie Canis Lupus Familiaris, sino que es un Canis Lupus. Esto significa que la supuesta perra de casa es en realidad un lobo ibérico y su hogar no debería ser una vivienda humana.

    perra loba ibérica cachorros híbridos

    Michelle entregó voluntariamente e incluso aliviado, a su amiga Lobine y a los tres cachorros híbridos. El alemán cuenta que el periodo de celo de la loba estaba por llegar y temía un comportamiento salvaje dentro de su manada de la vida doméstica. El servicio de protección de la naturaleza de la Guardia Civil trasladó a la loba ibérica y a sus tres cachorros híbridos a un centro de recuperación de fauna salvaje para poderles dar las condiciones que requiere su especie

    spot_imgspot_img

    LO ULTIMO

    Miami