More

    Daniel Radcliffe: Su evolución de pequeño mago a hombre maduro

    Publicidad

    El actor Daniel Radcliffe ya no es ningún niño y se ha convertido en un hombre maduro. Te mostramos su evolución en fotografías de pequeño mago a hombre.

    Todos asociamos al Daniel Radcliffe con la cara del mago que sobrevivió a la maldición imperdonable del que no debe ser nombrado. Pero eso no es todo lo que el actor británico hay hecho a lo largo de su vida.

    Daniel Radcliffe niño

    Te puede interesar: DANIEL RADCLIFFE RESPONDE A JK ROWLING SOBRE IDENTIDAD DE GÉNERO

    Daniel Radcliffe actor

    Daniel Jacob Radcliffe nació el 23 de julio de 1989 y comenzó su carrera desde muy pequeño. Sí, antes de Harry Potter. Su primera aparición en televisión la hizo a los nueve años, en el telefilme David Copperfield, dividida en dos entregas. En él, Radcliffe le dio vida al  protagonista en sus años de infancia, además aquí fue donde Maggie Smith (Minerva McGonagal en Harry Potter) e Imelda Staunton (Dolores Umbridge en Harry Potter) trabajaron por primera vez jusnto al joven actor.

    Daniel Radcliffe evolución
    Daniel Radcliffe Harry Potter

    En el año 2000, trabajó en la producción cinematográfica El sastre de Panamá, junto a la actriz Jamie Lee Curtis. Fue ella quien se enteró de las audiciones para Harry Potter y la Piedra Filosofal y animó a Radcliffe a participar en estas, no obstante, el proyecto desde un inicio era muy ambicioso y los padres de Daniel pensaron que sería muy agotador para él, además de no estar seguros por la fama que obtendría desde muy pequeño.

    Daniel Radcliffe

    Te puede interesar: DANIEL RADCLIFFE, EDDIE REDMAYNE Y MÁS, TE LEERÁN HARRY POTTER Y LA PIEDRA FILOSOFAL

    Finalmente el productor David Heyman convenció a los padres y Daniel Radcliffe y finalmente se convirtió en el famoso mago de los libros de J. K. Rowling, Harry Potter. En total fueron ocho películas de la saga, en las cuales participó en todas interpretando al mago de Gryffindor.

    Daniel Radcliffe fotos

    A la par del desarrollo de las películas de Harry Potter, Daniel Radcliffe incursionó en el teatro, arte que se le da muy bien. En 2007 participó en The Play what I Wrote. En 2006 formó parte de Equus, que es un oscuro drama psicológico y se caracteriza por demandar una extenuante interpretación de roles psicológicos complejos. Ahí interpretó a Alan Stang, un chico que acaba en el psiquiátrico luego de herir a sus seis caballos. La interpretación de Daniel Radcliffe gustó tanto que le abrió las puertas para interpretar este mismo papel pero en Brodway, Nueva York. En 2013 Radcliffe volvió al teatro, pero ahora con la comedia oscura The Cripple of Inishmaan, de Martin McDonagh.

    Te puede interesar: ESTE TEST DE HARRY POTTER TE DICE A QUÉ PERSONAJE TE PARECES MÁS

    En el cine, ha participado en películas como December Boys, The Woman in Black, Victor Frankenstein, Trainwreck, Imperium, Jungle y prestó su voz para Playmobil: La Película.

    Su trayectoria es muy amplia, pero actuar no es todo lo que Radcliffe hace. Desde hace varios años, es parte The Trevor Project, que es una asociación que provee intervenciones de crisis y prevención de suicidios a las personas LGBTTTIQA+. Además colabora constantemente con emelza House, la cual ayuda a niños con diversas enfermedades que dificultan sus vidas.

    Quizá no lo sabes, pero Daniel Radcliffe luchó durante toda su infancia contra la dispraxia. Este es un transtorno psicomotriz que implica una falta de organización del movimiento. Afortunadamente, supo lidiar muy bien con este trastorno y ahora Daniel es uno de los actores más queridos del mundo de la actuación.

    Puedes tener exclusivas en nuestra revista interactiva. Conócela y descárgala ya:
    Android
    iOS

    Te puede interesar:
    EMMA WATSON HABLA DE SU FASCINACIÓN POR LAS RELACIONES NO CONVENCIONALES

    PUEDES LEER GRATIS EL NUEVO LIBRO DE J.K. ROWLING, LA CREADORA DE HARRY POTTER

    ¡YA HAY UN ESCAPE ROOM VIRTUAL DE HARRY POTTER!

    spot_imgspot_img

    LO ULTIMO

    NO TE LO PIERDAS