fbpx

No importa a qué generación pertenezcas, si eres amante del arte o no, todos hemos escuchado hablar del excéntrico artista surrealista Salvador Dalí. Y es que su vida estuvo plagada de actitudes extravagantes y hechos estrafalarios que lo han posicionado como una de las personalidades más estrambóticas y mediáticas del mundo del arte.

Salvador Dalí

Aquí te contamos algunas de las curiosidades sobre la vida de este artista catalán, así que prepárate para sorprenderte:

Hubo un Salvador Dalí antes que él

Su hermano mayor, quien murió unos nueve meses antes del nacimiento del artista, también se llamaba Salvador. Incluso sus padres llevaron a Dalí a la tumba de este para decirle que era la reencarnación de su hermano muerto. Esto le trajo una enorme crisis de identidad.

Su madrastra era su tía

Felipa Domènech, la madre de Dalí; murió en 1921 de cáncer de útero. A la muerte de Felipa, su padre contrajo matrimonio con la hermana de esta. Dalí nunca aprobó esta unión.

García Lorca se enamoró de él

Federico García Lorca y Salvador Dalí tenían una estrecha amistad que inició en sus primeros años de estudiantes. Durante esta amistad, Lorca terminó enamorándose de él, sin embargo y a pesar de la larga correspondencia entre los dos; Dalí lo rechazó. Aún se conservan unas 40 cartas de este hecho.

Dalí y Lorca

La inspiración de su bigote

Se cree que la influencia de su característico bigote proviene de dos personalidades: Josep Margarit, militar catalán cuyo retrato pendía en la sala de su padre. Y Diego Velázquez, pintor andaluz admirado por Dalí.  

Salvador Dalí fue expulsado de la Academia

No es un secreto que el ego de Dalí era casi tan grande como su bigote. Por este hecho fue expulsado de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en 1926, por afirmar que no había nadie en condiciones de examinarlo.

Su padre lo desheredó

En 1929, su padre lo corrió de la casa, desheredándolo por una inscripción en una de sus pinturas que decía “En ocasiones, escupo en el retrato de mi madre para entretenerme”. Posteriormente Dalí, describiría que entregó a su padre un preservativo que contenía su propio esperma mientras le decía “Toma. ¡Ya no te debo nada!”.

Colaboró con Alfred Hitchcock

Además de sus colaboraciones con su amigo de la Academia y director de cine, Luis Buñuel. El artista catalán también colaboró con Alfred Hitchcock, diseñando una escena digna del surrealismo para la película Spellbound.

Dalí y Hitchcock

Le practicaron un exorcismo

El fraile italiano Gabriele Maria Berardi reconoció haberle practicado un exorcismo durante una visita a Francia en 1947.

Diseñó el logo de Chupa Chups

El logo de Chupa Chups de 1969 fue diseñado por Dalí. Además, la idea de colocar el logo en la parte superior de la paleta a manera de que fuera siempre visible, también fue de él.

Tenía un método para no pagar en restaurantes

Después de consumir los alimentos más caros de los restaurantes más lujosos, pagaba con cheque. Pero antes de entregarlo, lo volteaba, hacía un dibujo y lo autografiaba. Sabía que el dueño del restaurante no sería capaz de cobrarlo y lo guardaría, enmarcaría y expondría en el lugar.

En conclusión, Salvador Dalí seguirá pasando a la posteridad no solo por ser uno de los mayores exponentes del surrealismo, sino por sus excentricidades que lo hacen único.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.