Por: Montserrat Rosas

A cuatro horas de la Ciudad de México, podrás encontrarte en el estado de Guanajuato con un pintoresco pueblo llamado Comonfort, que recientemente acaba de cumplir su primer año como Pueblo Mágico, gracias a su gastronomía, tradiciones y patrimonio material que alberga. 

Esta zona fue bautizada inicialmente como San Francisco de Chamacuero, sin embargo su nombre cambia a Comonfort, en honor al ex presidente, Ignacio Comonfort, quien falleciera en la periferia de este lugar. Además es hogar de cerca de 300 iglesias de indias, que conserva la tradición de los llamados “dioses paganos” y el catolicismo. 

En Comonfort, podrás encontrar sus famosas “tortillas ceremoniales”, que en unos inicios eran dedicadas a algún santo patrono, como ofrenda para visitantes importantes o para festejar bodas, bautizos, entre otras festividades. 

Antiguamente las imágenes utilizadas para adornarlas, eran exclusivamente de santos. De ahí el hecho que recibieran el nombre de “tortillas ceremoniales”, porque estaban dedicadas a algún santo patrón, ocasión o motivo de fiesta. 

Esta tradición aún permanece, aunque los moldes utilizados hoy en día cuentan con diseños alusivos a la flora y fauna local. Los moldes de madera para tortillas, eran sumamente apreciados entre las cocineras otomíes, que heredaban estas piezas de madre a hija, y mientras más antiguo era, obtenía mayor valor.

Hoy en día es más común encontrarlas en algunos restaurantes de la localidad, gracias a la popularidad que han ganado, ya que para su realización es necesario el molde y el muicle (planta) que es la encargada de darle el colorante natural, para darle el sello característico a este alimento de maíz, típico de la cocina mexicana. 

Este “Lugar de ruinas”, otro nombre por el cual es conocido Comonfort, (Ch’amakuerhu), también ha sido reconocido a nivel nacional e internacional, gracias a sus molcajetes, que son creados por las propias manos de los pobladores, quienes se encargan de sustraer la piedra volcánica y después labrarla con diversas formas, que van desde la típica, hasta calaveras, tortugas, flores, etc.

Una de las particularidades de esta piedra volcánica es su feldespatos, un mineral que se caracteriza en estas piezas como puntos blancos, único en el mundo y que le da un sabor especial a los alimentos procesados con este molcajete, que a diferencia de otros, jamás pierde su forma. 

Los molcajeteros de Comonfort, han sido múltiplemente reconocidos como los mejores artesanos. 

Otro de los lugares que no puedes dejar pasar es su Cerro de los Remedios, donde podrás obtener una vista panorámica de toda la ciudad, además de disfrutar algún recorrido dominical en bicicleta, como parte de la iniciativa con jóvenes de la localidad, llamado Conociendo Comonfort. 

¡Disfruta Comonfort!

4 de enero, fiesta más importante de la localidad

Semana Santa, marzo-abril, con representaciones, ceremonias y comida

Fiesta de Santiago Apóstol, 25 julio, con bailes, jaripeos, y palenques

Fiesta San Francisco de Asís, 04 octubre, con danzas, palenque, pirotecnia y fiesta

Día de Muertos 1 y 2 de noviembre con danzas, música, pirotecnia y fiesta 

Feria de los Remedios, 29 noviembre con danzas, música y feria

Procesión Fin de Año, 31 diciembre, con decoraciones, tapetes y fiesta

¡Sigue descubriendo Guanajuato!

A tan solo treinta minutos de Comonfort, podrás disfrutar de San Miguel de Allende, conocido por sus fiestas tradicionales y calificada como una de las mejores ciudades en el mundo. 

Celaya también es otros de los pueblos que podrás recorrer si te encuentras en la localidad, a tan solo 30 minutos. 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.