More

    Cómo hacer leche condensada casera

    Publicidad

    ¿Quieres dejar los enlatados y empezar a hacer productos más naturales? Entonces aprende cómo hacer leche condensada casera ¡no podrás resistirte a su sabor!

    Con fresas con crema, flan, helado o frapuchino la leche condensada es un ingediente indispensable en la repostería pues le da ese toque de textura suave y untable y un sabor dulce que a todos enamora.

    ¿Qué es la leche condensada?

    Es la leche que ha sido descremada y que sirve para preservar durante más tiempo el producto. Para su elaboración solo necesita de dos ingredientes: agua y azúcar y así de fácil.

    Actualmente la leche condensada se utiliza mucho para postres como flanes, pasteles, cremas dulces, frappés, helados, galletas, gelatina y muchos postres más.

    ¿Cuál es la diferencia entre leche condensada y leche evaporada?

    Aunque ambos son lácteos sus sabores y texturas son completamente diferentes así como sus usos en la cocina.

    Como ya lo mencionamos la leche condensada se extrae muy poca agua y se le añade azúcar para darle un sabor más dulce, su consistencia es espesa.

    Por otro lado la leche evaporada tal como su nombre lo indica, se extrae casi un 60% de agua, pero a esta no se le añade ningún elemento dulce. Por eso su sabor puede ser un poco amargo y va perfecto en salsas o cremas para platillos salados.

    Te puede interesar: Trucos para cocinar tu propio pastel y que quede declioso

    Ahora que ya sabes cuál es la diferencia entre uno y otro te será más fácil seguir las recetas.

    La leche condensada no puede faltar en tu despensa, pero si estás empezando una vida más saludable y quieres alejarte de los enlatados entonces esta receta es para ti.

    En Ciudad Trendy te decimos cómo preparar leche condensada y con una receta muy fácil y rápida. ¡Tardarás solo 5 minutos!

    Cómo hacer leche condensada casera

    como-hacer-leche-condensada-casera-receta

    Ingredientes

    • 1 ½ taza de leche
    • Una taza de azúcar
    • Una cucharadita de mantequilla sin sal (opcional)

    Modo de preparación

    1. En una olla calienta la leche con el azúcar y remueve constantemente hasta que hierva.
    2. Continua revolviendo durante un minuto mientras da el primer hervor, luego baja la flama y sigue cocinando a fuego bajo, pero sin dejar de revolver.
    3. Sigue el paso anterior durante 30 o 40 minutos o hasta que veas que la leche se haya reducido hasta la mitad de la olla y cambie su textura y color a una tonalidad ligeramente amarillenta.
    4. Deja enfriar y ahora lleva a la licuadora y añade una cucharita de mantequilla, esto es para dar mayor cremosidad a la leche, pero si quieres puedes omitir este ingrediente.
    5. Una vez listo sirve en un envase con tapa y cierra perfectamente.
    6. Lleva al refrigerador durante una hora o más y ahora sí utiliza tu leche condensada casera para los postres que quieras.

    Nota: El tiempo que te puede durar es de un mes si lo conservas en un ambiente fresco.

    No olvides compartirnos las fotos de tus creaciones en nuestras redes sociales con el hashtag #TrendyReceta.

    YouTube
    spot_imgspot_img

    LO ULTIMO

    Miami