Trending

    Te decimos cómo preparar comida prehispánica desde la comodidad de tu hogar.

    La comida prehispánica es aquella que lleva ingredientes que se utilizaban en la antigua Tenochtitlan y otras culturas prehispánicas, por ejemplo maíz, frijol, chile, aguacate, cacao, chocolate e insectos.

    Te puede interesar: Quiénes son las Mayoras y su importancia en la gastronomía mexicana

    Y aunque podría pensarse que la comida prehispánica ya no existe, lo cierto es que ha ido mezclándose y fusionándose con platillos que comemos hoy en día, a continuación te dejamos algunos ejemplos.

    Comida prehispánica que puedes preparar en tu casa

    Tamales

    Comida prehispánica: Tamales

    Sí, esos pequeños bultos de masa rellenos de salsa y carne, habitualmente, son uno de los muchos platillos prehispánicos que ha sobrevivido a lo largo del tiempo.

    La palabra tamal viene del náhuatl tamalli y significa ‘envuelto’ y en México se utiliza en celebraciones importantes como el Día de la Candelaria o el Día de muertos, aunque esta comida prehispánica también se puede comer en el desayuno de cualquier familia mexicana.

    Tlacoyos

    Comida prehispánica: Tlacoyos

    Los tlacoyos también son considerados como comida prehispánica, ya que para su elaboración se necesita uno de los ingredientes más representativos de México, estamos hablando del maíz.

    Los tlacoyos consisten en una especie de tortilla gruesa hecha de maíz nixtamalizado y puede ser de maíz amarillo o azul. Habitualmente van rellenos de requesón, frijol, habas y chicarrón. Para acompañarlo puede llevar nopalitos, salsa, queso, crema, cebolla y cilantro. Sin duda una comida prehispánica que sigue aún muy presente hoy en día

    Insectos

    Comida prehispánica: Insectos

    Los insectos son considerados como comida prehispánica ya que hay registros de que los antiguos pobladores las consumían habitualmente. De hecho en el Códice Florentino escrito por Fray Bernardino de Sahagún, hay registros de más de 96 especies diferentes que fueron considerados como alimento de los aztecas.

    Actualmente los insectos son considerados un ingrediente gourmet ideal para preparar platillos muy exóticos y sabrosos. Se puede acompañar en tacos, guisos, salsas, y moles. Por ejemplo uno de los platillos más famosos de Pujol, considerado como uno de los mejores restaurantes del país, sirven elotes con mayonesa de hormiga chicatana o el chicharrón de pollo con escamoles.

    Te puede interesar: Restaurantes que llevan la gastronomía mexicana a otro nivel

    Pero también puedes preparar tacos de chapulines o comerlos a manera de botana, acompañados de un rico mezcal y disfrutarlos desde la comodidad de tu hogar.

    Huitlacoche

    Cocina prehispánica: huitlacoche

    El huitlacoche se puede preparar de diferentes maneras, pero la manera más popular de encontrarlo es en cremas, caldos y quesadillas.

    El huitlacoche conocido como ‘el caviar mexicano’ es un hongo que se forma en las mazorcas tiernas del maíz, y es completamente comestible. Aunque su apariencia no es muy agradable lo cierto es que combinado con hierbas aromáticas puede tener un sabor agradable.

    Y según los informes de diversos historiadores, el huitlacoche ya existía desde mucho antes de la conquista, pero no fue hasta la época colonial que las personas empezaron a darle un uso en la gastronomía mexicana y ser considerado como comida prehispánica.

    Si quieres saber más de Ciudad Trendy, nuestra revista interactiva, puedes descargar nuestra app aquí:  

    Android
    iOS

    Te puede interesar…

    Aprende a catar mezcal y enamórate de su sabor

    Viaja bien, bonito y barato por México

    Conoce el Museo del Tequila y el Mezcal

    Hacer Comentario

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.

    quince − seis =