More

    Dos belugas sonríen al ser liberadas luego de años de cautiverio

    Publicidad

    Luego de pasar nueve años en cautiverio (tres en un acuario en China), las dos hermosas belugas sonríen al ser liberadas

    Las belugas Little Grey y Little White ahora sonríen por que podrán nadar en aguas abiertas luego de ser liberadas. Las dos ballenas fueron trasladadas al primer Santuario de Ballenas Beluga, ubicado en la bahía de Klettsvik en Islandia.⁠

    La tierna y alegre imagen fue captada en el momento preciso, cuando ambas ballenas beluga se dieron cuenta que por fin serían libres y un nuevo hogar las esperaba.

    La reubicación de estos bellos cetáceos en cautiverio fue un trabajo duro que requirió de mucha responsabilidad y un gran equipo de héroes. Trasladar a dos ballenas beluga de un continente a otro continente en medio de una pandemia fue muy, muy difícil.

    Te puede interesar: Oso negro de Chipinque fue castrado y será llevado a Chihuahua

    Desde su captura, hace 9 años en la costa de Rusia, ambas belugas habían pasado su vida en un acuario chino. Su vida, desde que eran unas bebés, se limitaba a entretener a las personas que acudían al recinto para disfrutar de su espectáculo.

    Las dos belugas ahora sonríen, por que saben que nunca volverán al parque acuático Ocean World de Shanghai, China.

    Foto:CNN

    Para poder trasladarlas al Santuario de Ballenas Beluga, dirigido por la organización benéfica Sea Life Trust, se requirió de equipos especialmente diseñados para transportarlas, además de veterinarios, mucho hielo y agua para mantenerlas húmedas.

    Respecto al gran viaje que realizaron la ballenas, el Director de Sea Life Trust, Andy Bool declaró al diario Daily Mail que “estaban absolutamente encantados de poder compartir la noticia de que Little Grey y Little White están a salvo en las piscinas de cuidado del santuario marino. Están solo a un paso de ser liberadas en su nuevo hogar en aguas abiertas”.

    Foto: CNN

    Estas dos belugas hembras de 12 años, ahora están a salvo en la bahía de Klettsvik. Las ballenas se quedarán en este lugar para aclimatarse a sus aguas frías antes de regresar a su hábitat natural.

    spot_imgspot_img

    LO ULTIMO

    NO TE LO PIERDAS