More

    Albañil estudia leyes por años para resolver el feminicidio de su hija

    Publicidad

    Don José es un albañil que no dudó ni un segundo en estudiar leyes durante varios años para resolver el feminicidio de su querida hija Diana

    Justicia por propia mano en un país plagado de impunidad y bañado en sangre. Esta historia es la de miles de familias en México. Diana era estudiante de administración de empresas en la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) pero fue asesinada de 16 puñaladas por su expareja. Su padre, un albañil de oficio estudio leyes durante varios años para llevar a prisión al culpable del feminicidio de su amada hija.

    Ante el coraje de no poder pagar un abogado, José Diego Suárez, albañil de oficio, estudio leyes para hacer justicia por feminicidio de su hija. A Don José le costó nueve años de estudio y de acudir a los juzgados para conseguir una sentencia de 67 años de prisión para la expareja de Diana.

    Justicia para Diana

    Rosa Diana Suárez Torres fue asesinada el 31 de diciembre de 2010. La alumna de la UAEM ya había buscado apoyo tras agresiones físicas de su pareja, pero le fue negado. Tuvo que ser su padre, un albañil, el que consiguió 67 años de prisión para su feminicida.

    Te puede interesar: “Las tres muertes de Marisela Escobedo” La historia contada por Netflix

    Don-Jose-estudio-leyes-para-resolver-feminicidio-de-su-hija-2

    Gilberto “N” de 22 años, el novio de Rosa Diana, es el responsable de la muerte de la joven en el año 2010 en el municipio de Atizapán, Estado de México. De acuerdo con declaraciones de Don José, Gilberto llegó a casa de su hija el 4 de octubre del 2010. Después de tener una fuerte discusión, el muy cobarde la golpeó. 

    Estos hechos fueron denunciados ante las autoridades correspondientes, pero como suele pasar, gracias a la ineptitud de la policía no se cumplimentó la orden de restricción que solicitaron. Este fallido hecho enfureció al novio golpeador, quien meses después asesinó a Diana a puñaladas.

    Pero el amor de un padre es más fuerte que cualquier adversidad. Ante la falta de dinero para contratar a un abogado, Don José Suárez Padilla decidió hacer justicia por propia mano. Por eso decidió estudiar los códigos penal, civil y la ley de amparos, así como libros de derechos humanos.

    Gracias a su perseverancia y sed de justicia, presentó 350 escritos y le hizo frente a seis apelaciones en los tribunales. Todo este esfuerzo dio frutos, ya que al final consiguió una sentencia de 67 años para el feminicida Gilberto “N”

    spot_imgspot_img

    LO ULTIMO

    NO TE LO PIERDAS